El manuscrito Godescalco

El año 950, el obispo de Le Puy en Velay, en Francia, oyó decir que en el Monasterio de San Martín de Albelda existía una copia del tratado de San Ildefonso de Toledo "De Virginitate", una oración que refuta la herejía joviniana que aseguraba que la Virgen María no fue virgen después del parto de Nuestro Señor Jesucristo.

Desvió el obispo su camino a Santiago para pedirle al abad Dulquito una copia del manuscrito, escrito por el escriba Gomesano, y lo recogió al cabo de un año da su vuelte y lo llevó a su sede francesa. En el prólogo, Gomesano nos explica la visita del obispo, y así conocemos que Godescalco es el primer peregrino a Santiago documentado en un escrito. Al cabo de los años el libro acabó en la Bibliotèque National de France, en París.

Nuestra Asociación ha obtenido el permiso de la BnF para editar una copia del libro, que se exhibe en el Ayuntamiento, junto al Códice Albeldense.

Las tres últimas páginas contienen un curioso exorcismpo con primitivas notaciones musicales.

De Virginiate libro copia.png